domingo, 25 de enero de 2015

San Ginés de La Jara, 18 de noviembre de 1730
En el Campo de Cartagena había cuatro parroquias: Alumbres, La Palma, Pozo Estrecho y Fuente Álamo. El resto del territorio cartagenero carecía de servicios religiosos salvo la actividad de los monjes de San Ginés de La Jara. Acudían a las numerosas ermitas diseminadas por el territorio. En la Encañizada, perteneciente entonces a Murcia, había una pequeña ermita, como ya hemos contado alguna vez. Y a los monjes se les iba a buscar en barca a las cercanías del actual Los Nietos, se les acogía durante el domingo y se les pagaba con el pescado del dia. En esa época por decir una misa cobraban en especies el equivalente a tres Reales.
Nota para comprender la solicitud: durante los años 1729 – 1731, por causas extrañas, el pescado del Mar Menor desapareció. Esto fue quizá por corrientes marítimas que impidieron que entrasen los peces por las golas o por alguna epidemia.
Ayuntamiento de Murcia.- Al memorial de M Rvdo Pe Fr Geronimo Tudela, Predicador y Guardian de el Combento de Sn Gines de la Jara, poniendo presente a esta Ciudad que la miseria de los tiempos lo tienen constituido en el maior conflicto para la manutencion de su Comunidad, faltandole las provisiones principales de trigo, vino y aceite; y que siendo el unico alivio que espera tener (es) el de la porcion de mujol que esta Ciudad acostumbra dar a su Comunidad por la asistencia de Religiosos a zelebrar el santo sacrificio de la Misa en parte, y la restante por la especial caridad con que a tratado a aquella casa haviendo asistido dhº Religioso desde primero de Mayo hasta despues de Todos Santos, solo a recivido la Comunidad veinte arrovas poco mas o menos. Por (lo) que suplica a esta Ciudad que en esta consideracion se sirva mandar que, no pudiendosele satisfacer con la lismona de pescado, se le entregue en dinero de que quedara con el devido reconocimiento,
Y haviendolo oydo, Acordó que para resolver se traiga razon al primer Cavildo hordinario del mujol que se señaló a esta Comunidad por razon del trabajo que tiene el Religioso que pasa a la Cañizada a la zelebrazion de las misas en los dias festivos para que la oigan las personas que se ocupan de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada