miércoles, 7 de mayo de 2014

2b.gif (706 bytes) La Sierra Minera2b.gif (706 bytes) La Peña del Águila
2b.gif (706 bytes) La Cueva Victoria
2b.gif (706 bytes) El Cerro de San Ginés
2b.gif (706 bytes) El Cabezo de la Galera

foto2.jpg (127347 bytes)
Ad by BestSaveForYou. More Info | Hide These Ads
Mapa de la zona

vecindario.gif (2820 bytes)
    Las minas ocupan un extenso territorio de la Sierra de Cartagena, un laberinto de montañas que han sido intensamente alteradas por la actividad minera, que desde la antigüedad se ha desarrollado en sus entrañas. Prueba de ello son los numerosos castilletes, chimeneas, restos de edificaciones, viejas galerías e impresionantes terrenas que salpican el paisaje erosionado.
    Según cuenta la leyenda referida a la Sierra Minera, el origen de la riqueza de estas montañas del metal, fue a causa de un terrible incendio que abrasó todos los árboles de la sierra, produciendo un intenso calor que provocó la fundición de las vetas de plata que aparecían hasta en su superficie.
    La zona posee unas especiales cualidades paisajísticas por su variado ambiente natural, representado por la desértica Sierra Minera y los bosques del entorno de la Peña del Águila.
    Si nos adentramos por la vertiente norte de la Sierra Minera, comprobaremos la existencia de un paisaje desértico, decorado por los restos de las excavaciones mineras. Las terreras nos sorprenden por su variada coloración; ocres, azules, rojos, grises, etc. se suceden creando un paisaje lunar. Existen numerosos pozos abandonados de 1 a 2 metros de diámetro y hasta 80 metros de profundidad, testigos de la riqueza minerológica del subsuelo.


vecindario.gif (2820 bytes)
    La Peña del Águila está situada al Este de Cartagena, formando parte del macizo de la Sierra Minera. Su entorno está declarado Parque Regional, junto a Calblanque y el cercano Monte de las Cenizas, formando un amplio espacio natural de gran interés ecológico. Esta montaña se ha visto afectada en los últimos años por intensos incendios que han ocasionado una gran destrucción paisajística, perdiendo una valiosa masa forestal.
    Un amplio sector de monte aún permanece en perfecto estado, quedando todavía restos de bosque de pinos carrascos (pinus halepensis) con algunos ejemplares de carrasca. La Peña del Águila, junto al Monte de las Cenizas, representa una de las zonas ecológicas más importantes de la Región de Murcia. Parte de este valor se debe a la presencia de la sabina mora (tetraclinis articulata), una de las mayores joyas botánicas de España, siendo el litoral cartagenero la única zona del continente europeo que aún conserva esta especie. Son también destacables los palmitares, tomillares y una gran representación de matorrales iberoafricanos.
    En cuanto a la fauna, cabe destacar las rapaces rupícolas, el halcón peregrino, el búho real y el águila perdicera. También se pueden contemplar pequeñas aves como el carbonero común, curruca cabecinegra, petirrojo, mosquitero común, pito real, entre otros. En algunas zonas ocupadas por el pinar encuentran su hábitat el cada vez más escaso zorro y el conejo.
    La estructura mineral de sus vertientes, ha proporcionado una intensa actividad minera de gran importancia, destacando las explotaciones mineras de plomo, zinc y piritas.
foto3.jpg (91000 bytes)  La Peña del Águila

vecindario.gif (2820 bytes)
    Históricas explotaciones mineras, antiguas ermitas, amplias panorámicas sobre el Campo de Cartagena y la laguna salada más grande de Europa, un relevante yacimiento prehistórico, numerosas cuevas con un tramado laberíntico de galerías y un monasterio que fue el centro más importante de devoción popular son los atractivos que presenta este rincón natural de los montes cartageneros.
    En las entrañas del Cerro de San Ginés se encuentra un impresionante complejo subterráneo donde abundan las cuevas-minas que desde la antigüedad han sido explotadas por la extracción de minerales manganesíferos. En este conjunto de cavidades destaca la Cueva Victoria.

foto4.jpg (95442 bytes)El Cabezo de San Ginés, al fondo de los pueblos del Llano del Beal  y del Estrecho
foto5.jpg (73828 bytes)Una de las ermitas levantadas sobre el Monte Miral (Cerro de San Ginés)

vecindario.gif (2820 bytes)
    Entre el Mar Mediterráneo y la Sierra Minera se alza el Cabezo de la Galera (177 metros), tradicional objetivo excursionista de los habitantes del entorno. Se localiza en el extremo occidental de la bahía de Portmán, su vertiente Sur ocasiona una alta costa con acantilados que caen abruptamente sobre el mar.
    La vegetación que cubre este relieve se ha visto seriamente dañada por un lamentable incendio aunque, milagrosamente, las llamas no alcanzaron la pequeña formación de bosque que presenta un sector de la umbría del cabezo.
foto6.jpg (85652 bytes)  El Cabezo de la Galera
vecindario.gif (2820 bytes)
   Ubicada en las llamadas casas de la Victoria (El Estrecho), en la ladera sur del Monte Miral. Se trata de una cueva Kárstica con numerosas galerías y abundantes restos paleontológicos ubicables en el Gunz-Mindel, con industria lítica y ósea. Esta cueva natural fue explotada como mina de manganeso. Actualmente es necesario disponer de un permiso a cargo del Museo Arqueológico Municipal para acceder a su interior.
    La entrada principal, de 4,5 metros de ancho, ha sido ampliada por las numerosas excavaciones. Las áreas próximas a la entrada se denominan Salas de los Huesos, con una longitud aproximada de 150 metros. Una galería da acceso a una serie de cavidades inferiores llamadas Victoria I y Victoria II. Se realizaron en su interior varias excavaciones documentando restos de vertebrados fosilizados de hasta 1,4 millones de años, en la cueva Victoria I, convirtiéndose en un yacimiento muy valioso en el conocimiento del Pleistóceno.
    Según el diario "La Verdad" de 3 de mayo de 2000, la Cueva Victoria se abrirá al público dentro de año y medio o dos años, según explicó el director de las excavaciones Josep Gilbert durante las XI Jornadas de Patrimonio Histórico y Arqueología Regional celebradas en Murcia del 2 al 5 de mayo. El propio Gilbert calificó de "inmensa" esta Cueva ante numerosos antropólogos, arquitectos, paleontólogos y restauradores que se dieron cita en dichas jornadas.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada