lunes, 27 de junio de 2016

Los suegros no deben meterse en la familia de los hijos. Porque la nueva pareja tiene el mismo derecho a equivocarse para aprender, como lo hicieron los suegros de ambas partes. A veces por no entender eso, y de tanto meterse "para ayudar", terminan destruyendo la familia de los hijos. Porque en una casa solo puede haber un rey, y en especial... una sola REINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada