sábado, 23 de abril de 2016

por Joaquin Martin de Consuegra 
el 23/04/2016 en Miscelánea
El cultivo del bonsái es una practica originaria de China. Hace ya 2.000 años, los monjes taoístas cultivaban estos árboles en miniatura como símbolo de eternidad y de conexión entre lo divino y lo humano. En aquel entonces no se les llamaba bonsáis si no penzai, que significa “cultivar en bandeja”.
Hace unos 800 años, esta tradición llego a Japón, donde adquirió el famosos nombre que todos conocemos. La traducción es exactamente la misma que en chino, por lo que se cree que es una adaptación de la palabra original.
Antiguamente reservado a nobles y personas de la alta sociedad, hoy en día cualquier persona puede iniciarse en esta relajante afición. Con ciertas dosis de paciencia y algunos conceptos básicos, podremos conseguir unos bonsáis con un aspecto precioso.
Mucha gente piensa que el término bonsái se refiere a una especie en particular de planta, pero nada más lejos de la realidad. La palabra hace referencia al modo de cultivo, no a la planta en sí; por lo que, en realidad, cualquier especie arbórea es susceptible de ser un bonsái si se poda, se riega y se cuida adecuadamente.
El mayor atractivo de estas plantas es el de conseguir reflejar escenas de bosques o montañas a una escala reducida. En las siguientes fotos veréis cómo estas diminutas plantas pueden llegar a tener un aspecto realmente bonito e impresionante.

Bosque otoñal en miniatura

bonsais con un aspecto magico 1

Este bonsái tiene 800 años

bonsais con un aspecto magico 2

Bonsái de wisteria

bonsais con un aspecto magico 3

Este ejemplar, con 390 años, sobrevivió al bombardeo de Hiroshima

bonsais con un aspecto magico 4

Diminuto manzano en flor

bonsais con un aspecto magico 5

Otro bosque en miniatura

bonsais con un aspecto magico 6

Arce rojo japonés

bonsais con un aspecto magico 7

Azalea

bonsais con un aspecto magico 8

Manzano con un fruto que parece descomunalmente grande

bonsais con un aspecto magico 9

Bonsái con casa para hobbits

bonsais con un aspecto magico 10

Un bonsái en la naturaleza

bonsais con un aspecto magico 11

Estas pequeñas guindillas seguro que tienen todo el picor concentrado

bonsais con un aspecto magico 12

Sakura, la flor del cerezo

bonsais con un aspecto magico 13

Manzanas en miniatura

bonsais con un aspecto magico 14

Magnolia

bonsais con un aspecto magico 15

Azalea

bonsais con un aspecto magico 16

Piracanta, también conocida como Espino de fuego

bonsais con un aspecto magico 17

Arce en otoño

bonsais con un aspecto magico 18

Bosque otoñal de arces

bonsais con un aspecto magico 19

Manzano minúsculo

bonsais con un aspecto magico 20

Lilas, también conocidas como Syringa

bonsais con un aspecto magico 21

Bonsái con 150 años

bonsais con un aspecto magico 22

Buganvilla

bonsais con un aspecto magico 23

Bonsái de secuoya roja

bonsais con un aspecto magico 24

Buganvilla en flor

bonsais con un aspecto magico 25

Bonsái de granado

bonsais con un aspecto magico 26
Un bonsái puede llegar a vivir exactamente lo mismo que su homónimo en tamaño normal. Tan solo hay que seguir los cuidados necesarios de una manera bastante disciplinada.
Fuente: Bored Panda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada