miércoles, 2 de marzo de 2016

 Quien quiere de verdad comprende tus silencios, tú ausencia, y tus cambios de humor. No te juzga, no crítica, sólo espera que pase la tormenta que hay en ti, también mantendrá silencio de tu silencio, y se abrirá a escucharte si lo deseas, a dar un abrazo que te anime. El amor no es egoísta ni rencoroso, no espera que siempre esté lleno de luces cuando es de noche, que floresca en invierno, el amor es paciente y cobija, apoya y no sabe de prejuicios. Las veces ajenas sólo son una multitud ruidosa que no nos permite escuchar nuestra voz que grita en nuestro interior. Toda tormenta pasa, algo sacamos de ello, pero sea lo que sea puedes contar contar conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada