lunes, 26 de octubre de 2015

Diez motivos (y medio) por los que visitar Cartagena

Cartagena es una ciudad situada en una zona de turismo de sol y playa, la costa de la región de Murcia, entre la Manga del Mar Menor y la bahía de Mazarrón. Pero en mi visita he querido reflejar que este área no solamente ofrece eso, sino que hay muchos más motivos por los que acercarse a la ciudad.
Aquí van mis 10 motivos y medio por los que visitar Cartagena:
1.     Imperio Romano
Conquistada a los cartagineses por el general romano Publio Cornelio Escipión en 209 a.C., Cartagena (o Cartago Nova a partir de entonces), fue erigiéndose como una de las ciudades más importantes de Hispania para Roma. Fruto de más de seis siglos de presencia romana, son varias las reminiscencias de esta cultura que aún perduran en la ciudad, destacando por encima de todas el Teatro Romano. Este teatro fue descubierto en 1988 y se ha habilitado un museo (http://bit.ly/1rSWnY3) diseñado por el arquitecto Rafael Moneo en el que el visitante es guiado a través de una serie de salas con piezas de gran interés hasta llegar a la sala principal, que es el propio teatro, al aire libre y que te deja boquiabierto.
Teatro Romano
2.     El puerto
El puerto de Cartagena es uno de los más importantes de España y ha marcado la historia de la ciudad. Hoy en día, hay un paseo junto al puerto en el que se encuentra el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (http://museoarqua.mcu.es/), se puede tomar un barco turístico o, simplemente, pasear mirando las embarcaciones y disfrutando de la brisa del mar.
Puerto
3.     La arquitectura
El centro histórico de la ciudad está muy cuidado, con calles peatonales por las que pasear tranquilamente, tomar algo en una terraza o hacer compras. Además, mirando los edificios, encontramos arquitectura modernista: el ejemplo más significativo y que más llama la atención es la casa consistorial, construido a principios del S.XX.
Casa consistorial
4.     El café asiático
Leche condensada, brandy, Licor 43 y café. Con este elixir, el cartagenero de a pie comienza el día con energía, evita la siesta después de comer o carga pilas a  última hora tarde para aprovechar el tiempo libre.
Un café con nombre propio, “merchandising” e incluso un vaso especial para prepararlo. Todo un descubrimiento que me ayudó a seguir con brío la búsqueda de mis 10 motivos.
Asiático
 5.     Los michirones
El tapeo también se lleva  en Cartagena, y al igual que en otras zonas del sur de España, las bebidas vienen junto a una buena ración de comida.
Los michirones son unas habas muy ricas salteadas con chorizo, muy típicas de la zona. A pesar de lo que pueda aparentar, no son nada pesadas, y si te pasas de cantidad siempre está el café asiático para activarte.
Michirones
6.     El ascensor-pasarela y los refugios de la guerra civil
En Cartagena también hay espacio para recordar la historia más reciente de nuestro país visitando los refugios de la guerra civil (http://bit.ly/1lN68Fd) o de admirar las vistas de la ciudad utilizando el ascensor y pasarela que te sube hasta el Castillo de la Concepción.  Merece la pena acercarse a la calle Gisbert para poder ver el conjunto arquitectónico contemporáneo que se creó para albergar estas dos visitas turísticas.
 Ascensor
7.     Las fiestas de cartagineses y romanos
Encuentras a unas romanas llegadas de Ibiza tomando unas tapas a la hora del vermut. Ves a un soldado romano asomar su espada en la calle mayor. Un legionario cartaginés pasea por el puerto.
Es final de septiembre y se celebran las fiestas de cartagineses y romanos (http://www.cartaginesesyromanos.es/). Unos días con un extenso programa de actividades en el que destacan los desfiles y representaciones de las batallas de la Segunda Guerra Púnica en las que se enfrentaron las potencias cartaginesa y romana. Un momento para aprender de historia y divertirse volviendo al pasado por un tiempo.
Romanas
8.     Arte callejero sorprendente
No es que la ciudad esté llena de ejemplos de arte callejero, pero los que te encuentras verdaderamente valen la pena. Las escaleras de linterna de la calle Gisbert son un espacio muy especial desde el que bajar a pasear por el puerto, y al que le guste el arte urbano, va a disfrutarlas.
StreetArt

Además, cuando yo estuve en la ciudad, también había en una fachada junto al teatro romano un dibujo de un abuelito robotizado dando de comer a palomas mecánicas que sacaba una sonrisa de cualquiera que se fijara en él.
AbuelitoRobótico
9.     Festival de la Mar de Músicas
Un festival de música (www.lamardemusicas.com)  que se celebra en verano, se ha ampliado a otras artes (la mar de cine, la mar de letras, la mar de arte y la mar chica), y al que acuden renombrados artistas nacionales e internacionales de diversos estilos musicales. Como ejemplo, en el festival de 2014 han actuado Russian Red (España), Goran Bregovic (Bosnia-Herzegovina) o Youssou N´Dour (Senegal).
 10.  La Azohía
Mar no tiene por qué significar exclusivamente sentarse en la arena en playas atestadas. La Azohía y las playas cercanas (por ejemplo, Isla Plana), son pedanías de Cartagena situadas en una zona escarpada de la costa en las que puede practicarse buceo y en la cual la ocupación es baja, así que invita a la calma. Un verdadero tesoro a muy pocos minutos de la ciudad.
Azohía
10 y medio. El sol
Cartagena es soleada, pero como a mí me llovió (y mucho) no puedo aseguraros 100% eso que dicen de que siempre hace buen tiempo ;-)
Lluvia

Seguramente haya muchos motivos más para visitar Cartagena que me dejo en el tintero. ¿Por qué no me sugerís alguno?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada