martes, 26 de febrero de 2013

TOLEDO

Toledo Antiguo

Imaxes de toledo antigua


Portada del libro Recuerdos de España de Edward King Tenison. Bibliothèque Nationale de France
La más llamativa y famosa de todas es la fotografía de San Juan de Los Reyes en la que aún puede verse la Capilla de la Beata Mariana de Jesús, edificada en 1732 y que fue demolida en 1864.
Monasterio de San Juan de los Reyes (Toledo) en 1852. Calotipo de Edward King Tenison publicado en el libro Recuerdos de España. Bibliothèque Nationale de France (Paris)

Muy destacada es también esta imagen del Puente de Alcántara y del Alcázar donde puede aún verse el efecto del ataque napoleónico sobre la fortaleza, el Hospital de Santiago antes de ser dinamitado en 1884 y los últimos muros de lo que fue el Convento del Carmen Calzado, por los que descendiera San Juan de la Cruz en su huida de la celda en la que fue encerrado en este convento.
Alcázar y Puente de Alcántara  (Toledo) en 1852. Calotipo de Edward King Tenison publicado en el libro Recuerdos de España. Bibliothèque Nationale de France (Paris)

Esta fotografía fue usada por su esposa para a partir de ella dibujar un grabado que ilustró su libro Castile and Andalucia:
Vista de Toledo dibujada por Lady Louisa Tenison a partir de un calotipo tomado por su marido Edward King Tenison en 1852. Ilustró su libro "Castile and Andalucia" publicado en 1853

La tercera imagen que de momento puedo reproduciros es esta de la Puerta del Sol, que la verdad es que ha cambiado poco desde entonces:
Puerta del Sol en 1852. Calotipo de Edward King Tenison

TOLEDO, ANTIGUA CAPITAL DEL IMPERIO ESPAÑOL, Patrimonio de la Humanidad.

Declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, las calles y plazas de Toledo ofrecen al turista dos mil años de historia, encerrados en el encanto de esta ciudad que fue Ciudad Imperial, y albergo al mismo tiempo tres culturas; cristiana, musulmana y judía, en convivencia y tolerancia.
Aupada en una montaña y rodeada del río Tajo, se encuentra la grandiosa  Toledo. La leyenda atribuye la fundación de la ciudad por los descendientes de los troyanos, Telemón y Bruto. De época romana son escasos los restos monumentales, aunque suficientes para considerar la importancia de la ciudad en esa etapa. El circo podía alojar a más de 13.000 espectadores, convirtiéndose en modelo para la construcción durante el siglo I de edificios similares.
El puente de Alcántara que une la ciudad con la antigua carretera era la puerta donde se pagaban los impuestos de mercancías tiene origen romano, y ha sido reconstruido a lo largo de la historia.
Toledo con el rey Atanagildo establece en Toledo la capital del reino visigodo. Aquí se decidieron grandes decisiones, cuando Recadero y con él Hispania, se convierten al catolicismo. En el año 711, la conquista musulmana de Hispania en el año 711 supuso la implantación del Islam y la construcción de un buen número de mezquitas. Se conservan en la actualidad dos en buen estado. La llamada de Bib Mardum, tiene tres portadas, utilizando en cada una de ellas un arco diferente. Sobre éstos hallamos un friso de arcos entrelazados. La mezquita de Tornerias está situada en la segunda planta de un edificio, decorando su exterior con arquerías ciegas de herradura.
La importancia política de Toledo se refuerza a lo largo de la Edad Media, y como se trataba de un importante centro estratégico, hubo la decisión preventiva de prevenir la ciudad de ataques mediante murallas en las que se abren históricas y bellas puertas. La de la Bisagra y la del Cambrón, son excelentes y esbeltos ejemplos.
PLaza de Zocodover
Tras la reconquista de Alfonso VI, en el Siglo XI a los musulmanes, los cristianos se asienta en Toledo, ciudad que será ejemplo de convivencia cultural; momento que se llamo “el Toledo de las Tres Culturas”. La civilización judía tuvo en esta ciudad un importante florecimiento, contando con diez sinagogas. Actualmente sólo quedan dos en pie. Santa Maria la Blanca, que fue construida en el siglo XII y sus cinco naves están separadas por grandes arcos de herradura que se apoyan sobre pilares ochavados con anchos capiteles. La Sinagoga del Transito, fue mandada construir por el tesorero de Pedro I. Se trata de un edificio de planta rectangular, con una sola nave cubierta con armadura de madera.
Toledo se convierte en una de las capitales del reino de Castilla y en la sede primada de España. La Catedral se empieza a construir en el siglo XIII, será una de las más espectaculares de estilo gótico, se alzaron conventos e iglesias de estilo mudéjar, construidas en ladrillo, entremezcladas de construcciones civiles góticas.
La Escuela de Traductores abierta en Toledo convierte la ciudad en capital de la cultura europea, de esplendida actividad intelectual, que fomento el rey Alfonso X el Sabio. Todo tipo de documentos de las más diversas ciencias son traducidos, al tiempo que se crean obras de especial trascendencia para la cultura mundial.
Toledo en el siglo XVI, se convierte con el Emperador cuando Carlos V la convierte en capital del que fue Gran Impero Español, y por tal motivo se efectúan reformas para transformarla en una ciudad moderna en la época, y se requiere al Arquitecto de la Corte Juan de Herrera, quien traza la plaza de Zocodover, un magnifico espacio en el centro urbano.
Los nobles también inician una intensa actividad constructiva, surgiendo modernos y suntuosos
palacios que siguen los modelos renacentistas. En estas fechas se levantan las primeras instituciones, el Hospital de la Santa Cruz  y el Hospital Tavera.
El expolio, autor “El Greco”
A final del Siglo XVI Toledo tuvo la suerte de recibir como residente al gran pintor El Greco, sus primeros trabajos fueron para la catedral para quien pinta el EXPOLIO DE CRISTO Los clérigos toledanos y la nobleza le hacen encargos, en la ciudad de Toledo se encuentra un Museo dedicado a sus obras y en la Iglesia de Santo Tomé en el centro de la ciudad vieja se encuentra su gran obra maestra: el Entierro del conde de Orgaz, pintado hacia 1588 por encargo de su párroco.
En el siglo XVII Toledo deja de ser capital del Imperio y se convierte en una ciudad conventual con lo cual empieza su decadencia. Las órdenes religiosas proliferan y los monasterios ocupan los solares de antiguos palacios que estaban deshabitados por traslado de los cortesanos a la nueva capital de España. De las construcciones monásticas, destaca San Juan de los Reyes, fundado en el siglo XV, por los Reyes Católicos, es una mezcla de gótico y mudéjar que se visita en el recorrido turístico cultural a la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada