martes, 29 de enero de 2013

Memoria Histórica

ARMH, 36 DIGNIDADES MÁS RESCATADAS

E-mail Imprimir PDF
El balance de 2012 del colectivo recoge también la entrega de 17 víctimas a sus familias.
La Crónica de León / D. Martínez / 28-01-2013

Un total de 36 fueron los cuerpos de hombres y mujeres víctimas del franquismo rescatados de las fosas e identificados que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) exhumó y analizó a lo largo de 2012. 
El colectivo, fundado en El Bierzo en el año 2000 a raíz de la exhumación de la fosa común de ‘Los 13 de Priaranza’, trabajó durante el pasado año en más de medio centenar de casos, tras los que se pudo identificar en diversos lugares de España a estas 36 personas después de una previa investigación en la que historiadores, antropólogos sociales y documentalistas se emplearon a fondo para poder ayudar a muchas familias a cerrar heridas abiertas desde hace décadas.  
En la provincia de León, diez cuerpos en San Justo de la Vega, tres en Villanueva de Valdueza y uno en Torrijo de la Cañada. Y fuera, cuatro cuerpos en Abenójar (Ciudad Real) y otro en Teilán (Lugo) fueron recuperados de sus enterramientos clandestinos.
Además, se resolvieronvarios casos mediante prueba de contraste genético de trabajos de excavación de años anteriores. Fueron tres identidades de cuerpos rescatados enValdecillo, en León, tres en Vilabella (Lugo), tres en O Amenal(A Coruña), 1 en la localidad berciana de Villanueva de Valdueza, uno en La Unión, (Murcia) y otro en Torrijo de la Calzada (Zaragoza).
Además de los logros en las exhumaciones, también durante el pasado año tuvieron lugar prospecciones y búsqueda de fosas sin el éxito final de localización, según informa en su balance anual la ARMH. Uno de los motivos más frecuentes de la no consecución en el hallazgo de cuerpos enterrados es el cambio continuo del entorno debido a obras o remodelaciones. Otro factor inevitable es el paso de los años, y que cada vez quedan testimonios de testigos directos de los enterramientos. 
Un cuerpo en Tombrio, otro en Pardamaza, tres en Sobrado, todos en El Bierzo, en el resto de la provincia de León, uno en Estébanez de la Calzada y tres en Escobar de Campos. Tres en Chillón, dos en Saceruela y dos en Abenójar, todas en Ciudad Real. Uno en Treviso (Cantabria) , 12 en Valdescorriel (Zamora) , otro en Teilán (Lugo) y 7 en Daroca (Zaragoza) están en esta situación.
El círculo de cada caso se cierra entregando los restos recuperados a los familiares de las víctimas, para que ellos realizar una despedida y enterramiento digno en lugar que deseen “y no en el que eligieron sus asesinos”, exponen las conclusiones de la memoria. 17 fueron los restos con identidad entregados a las familias por la ARMH a lo largo de 2012. Nueve cuerpos en Chillón(Ciudad Real), cinco de Noceda y tres en O Amenal (La Coruña).
Pero la ARMH va aún más allá y “creemos que los padres de nuestra democracia merecen un reconocido homenaje público presidido por la máxima autoridad de la zona”, recoge el apartado de la memoria.
Pero la actividad de la ARMH no se limita sólo a la investigación y exhumación de fosas. El colectivo organiza y participa también una amplia agenda de actividades culturales y de divulgación. Proyectos audiovisuales y actos de reconocimiento son algunos de los destacados. En este pasado ejercicio, la ARMH prestó apoyo a ‘Proyecto Vencidxs’, del realizador berciano Aitor Fernández, que rescata un centenar de testimonios orales de testigos directos de la represión. O a ‘The Wave’, de Shara Vaugant y Katriem Vermire.
 

TARRAGONA RINDE HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE LOS BOMBARDEOS DE LA GUERRA CIVIL

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

Una exposición refleja los principales hechos acontecidos en la ciudad entre abril de 1937 y enero de 1939 | Durante ese período sufrió 144 ataques aéreos y el impacto de unas 3.800 bombas, que provocaron 230 muertos.

LA VANGUARDIA.com / LAURA CASAS / 25-01-2013

En poco más de un año y medio unas 3.800 bombas cayeron sobre la ciudad de Tarragona provocando 230 muertos y unos 350 heridos. Más de 600 edificios se vieron afectados por los 144 ataques que sufrió la capital entre abril de 1937 y el 15 de enero de 1939, día en qué tuvo lugar la entrada de las tropas franquistas. Son algunas de las cifras más relevantes del trágico balance de la Guerra Civil española a nivel local y que estos días son recordadas en la ciudad de Tarragona a través de una exposición y de diferentes actividades que se han organizado con motivo del 75 aniversario de los bombardeos sobre la población civil. Figueres será el próximo destino de esta muestra de carácter itinerante pero que hace hincapié en los acontecimientos singulares de la localidad que la acoge.  
Bajo el nombre Catalunya bombardeada. 75 aniversario de los bombardeos sobre la población civil, la exposición, producida por el Memorial Democrático, aglutina un total de catorce paneles itinerantes, crónicas periodísticas y material propio de la ciudad, así como una bomba que no llegó a explotar y que es uno de los objetos que más está llamando la atención entre los tarraconenses.
La muestra se plantea como un homenaje a aquellas personas –hubo unas 5.000 víctimas mortales en Catalunya– que sufrieron el bombardeo de una guerra que “no debería haber existido nunca”, según palabras de la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Tarragona, Carme Crespo. Se podrá visitar hasta este próximo domingo en las dependencias del Antic Ajuntament, que ha sido un ir y venir constante de gente desde que abrió puertas, superando incluso todas las previsiones.
 

IGNACIO, 1937

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 7
MaloBueno 
“ … durante mas de 60 años la cueva quedo sellada, ocultando en su interior las pruebas de un crimen execrable. Era el escenario perfecto para impunidad de los asesinos. El cuerpo de Ignacio, quedo tirado en el suelo, pero antes de morir tuvo tiempo de escribir con su lápiz de carpintero sobre una roca próxima … Ignacio, 1937. La única prueba de su identidad, que ha perdurado en el tiempo.”
Memoria Pública / Rafael Espinoso Navarro / 22-01-2013

Hace solo unos días, una llamada de teléfono de una persona de Mallorca, solicitaba urgentemente ayuda. Al otro lado de la linea, una mujer me contaba otra de esas historias que por mar que parezcan increíbles, son muy reales. Esta además traspasa todos los límites de la sensibilidad humana…
… en la primavera del año 1997, un grupo de aficionadas a la espeleología en una de sus salidas habituales de fin de semana, acompañadas además por algunos de sus jóvenes hijos iniciaron una escalada en una zona montañosa, oculta y de difícil acceso. Buscaban practicando su deporte favorito encontrar en el paraje alguna cueva que pudiera ser explorada y estudiada. Y la encontraron.
Encuentran una cueva nueva,desconocida, sin catalogar que en otras ocasiones pasó desapercibida por que su entrada estaba casi sellada. Grandes bloques de piedra bloquean la entrada de la misma, posiblemente la cerraron tras un derrumbe del terreno, hace ya algunos años. Solo una pequeña rendija permite el paso, de una persona con una envergadura reducida.
Su hijo de tan solo diez años, no tiene ningún miedo (ha hecho esto ya muchas veces) y se ofrece a traspasarla y penetrar en la oscura cavidad.
Cuando por fin logra penetrar en su interior, deslizando su pequeño cuerpo, la luz que proyecta su casco le hace ver que la cavidad es amplia. Una antesala espaciosa da paso a un largo y profundo túnel, que sin miedo el niño recorre a pesar de encontrase solo. Avanza por el observando por primera vez el espectáculo natural que la tierra esconde en sus entrañas.
Al final del largo túnel, encuentra el final de la cueva. Pero no sera solo esto lo que el pequeño encuentra. Unas letras escritas en una gran roca en el suelo, llaman su atención, se acerca y a la luz de la linterna (esta vez sí, entre sorprendido y asustado) puede leer … IGNACIO, 1937.
 

LA AUDIENCIA DE BARCELONA ORDENA INVESTIGAR POR PRIMERA VEZ LOS CRÍMENES FRANQUISTAS

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 7
MaloBueno 
La admisión de una querella supone la primera vez en España que un tribunal acepta aplicar la legislación internacional sobre crímenes de guerra y lesa humanidad para investigar los horrores de la Guerra Civil.
deia / EFE / 23-01-2013

La Audiencia de Barcelona ha reabierto la causa derivada de la querella presentada por los bombardeos en Barcelona por parte del ejército italiano entre los años 1936 y 1939, lo que supone la primera vez en España que la Justicia ordena investigar los crímenes de la Guerra Civil.
BARCELONA. En un auto, la sección décima de la Audiencia de Barcelona ha reabierto la querella, que había sido archivada por un juzgado de instrucción de Barcelona, al considerar que los hechos descritos en la misma pueden ser constitutivos de los delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra.
En una resolución que no es recurrible, el tribunal admite las diligencias de investigación que solicitaban los querellantes, agrupados bajo la Asociación Altraitalia, y ofrece al Ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat la posibilidad de presentarse en la causa como perjudicados para plantear las reclamaciones que consideren oportunas.
La admisión de esta querella, presentada el año pasado en los juzgados de Barcelona, supone la primera vez en España que un tribunal acepta aplicar la legislación internacional sobre crímenes de guerra y lesa humanidad para investigar los horrores de la Guerra Civil española.
El abogado Jaume Asens, uno de los que ha interpuesto la querella, ha resaltado la importancia de su admisión, que, a su juicio, contribuye a "levantar el muro de impunidad" en torno a los crímenes de la Guerra Civil y reabrir el debate de la memoria histórica. "Olvidar el sufrimiento pasado es olvidar las fuerzas que lo provocaron, sin derrotarlas", ha añadido.
 

LA CARNICERÍA DEL 21 DE ENERO DE 1938

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 
Hoy se cumplen 75 años de la bomba que impactó en la entrada del refugio antiaéreo de la plaza de la Llibertat dejando una cuarentena de muertos. Fue la mayor tragedia de la Guerra Civil en Reus.
Diari de Tarragona.com / S.F. / 20-01-2013
La memoria histórica sigue viva en Reus. Hoy se conmemora el 75 aniversario de los bombardeos más sangrantes que sufrió la ciudad durante la Guerra Civil. El día 21 de enero de 1938 resta desde entonces en la memoria colectiva de la ciudad. Reus fue objetivo de los bombardeos de la aviación fascista, mayoritariamente perpetrados por la Savoia de l’Aviazione Legionaria al servicio del general Franco y, en ocasiones, por aviones de la Legión Cóndor alemana.
«Ser un centro industrial, contar con fábricas de armamento y de construcción de aviación republicana, y ser un importante nudo de comunicaciones a través de la red ferroviaria, convirtieron a Reus en un objetivo militar desde el principio», explica Ezequiel Gort, archivista de l’Arxiu Municipal de Reus y coautor conjuntamente con Salvador Palomar del libro Viure sota les bombes. Els Bombardeigs a Reus 1937-1939, que recoge la crónica de quienes sufrieron el bombardeo.
A todos estos factores se sumó el terror de la población civil. Ezequiel recuerda que «una de las ideas que se extendió en los años treinta era que los conflictos se podían ganar desde la retaguardia, con el terror y desmoralizando la población civil».
Las bombas
El primer bombardeo en Reus fue el 9 de abril de 1937 y el último el 15 de enero de 1939. Pero los ataques más trágicos fueron los de los días 21 y 24 de enero de 1938. La memoria colectiva todavía recuerda el impacto de una de las bombas en la entrada del refugio antiaéreo de la plaza de la Llibertat el día 21.
Este era el refugio más grande de la ciudad y se construyó debajo de la actual plaza de la Llibertat. Tenía diversas entradas que iban desde el andén de la estación del Norte (actual Parc de Sant Jordi) hasta el pie del Campanaret (en la intersección de las calles Llovera y Amargura). Era una red de galerías que atravesaban de largo la totalidad de la plaza y, aunque no se pudo terminar como estaba proyectado, las galerías abiertas ocupaban 957,60 metros cuadrados y permitían proteger a 3.351 personas.
El ataque fue el más mortífero. En el libro de Ezequiel Gort un hermano de uno de los que consiguió refugiarse en la plaza de la Llibertat relata que «tocaron las sirenas y todo el mundo corrió hacia el refugio. Cuando estuvo a bajo explotó la bomba arriba y le cayó la gente encima. No se sabe si eran muertos o eran vivos. Cuando quiso salir, no les dejaron hasta que recogieron a todos los muertos».
Otro de los testigos recuerda que «aquel día mi padre trabajaba allí cerca. Él estaba en la parte de afuera, pero cuando oyó las sirenas se fue hacia el interior del refugio. Cuando llegó a la esquina los demás ya no pudieron continuar hacia abajo. Murieron, les tocó la bomba».
Una cuarentena de muertos. Este fue el balance de fallecidos en el ataque en el refugio de la plaza de la Llibertat. Ezequiel explica que «el recuerdo de los supervivientes es que recogían los restos de los muertos con palas. Este hecho dejó a la ciudad marcada para siempre».
Otra de las jornadas trágicas fue el 24 de enero de 1938, cuando dos bombardeos aéreos, uno poco antes de las ocho de la mañana y el otro a la una del medio día, dejaron un balance de cerca de medio centenar de muertos en la ciudad.
 
  • «
  •  Inicio 
  •  Prev 
  •  1 
  •  2 
  •  3 
  •  4 
  •  5 
  •  6 
  •  7 
  •  Próximo 
  •  Fin 
  • »

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada