jueves, 31 de enero de 2013

RELATOS

Daniel y Jazmín están sentados enel y Jazmín están sentados en un
parque un día:
Daniel: Supongo que somos las sobras de
este mundo.
Jazmín: Creo que sí, todas mis amigas tienen novio
y nosotros somos los únicos en este
mundo sin una persona especial en nuestras vidas.
Daniel: Y entonces ¿Qué haremos?
Jazmin: ¡Ya se! Hay que jugar un juego.
Daniel: ¿Que juego?
Jazmin: Yo seré tu novia por 30 días y tu
serás mi novio.
Daniel: Si, y aparte no tengo nada que hacer en
estos días.
Día 1: Los dos vieron su primera película
de amor juntos.
Día 4: Fueron a la playa y tuvieron un
tiempo solos.
Día 12: Daniel invito a jazmin al circo y
entraron a la casa de terror...
Jazmin se asusto y agarro la mano de Daniel
pero al mismo tiempo agarro la mano de alguien mas
y los dos rieron.
Día 15: Fueron con un adivino y le preguntaron
consejos de su futuro y el adivino dijo 'tesoros míos, no
mal gasten el tiempo que tienen juntos... pasen el
resto de su tiempo juntos felices'
y después lágrimas empezaron a salir de los
ojos del adivino.
Día 20: Jazmin invitó a Daniel a ver
una estrella fugaz...
Jazmin deseo algo en voz baja para q
Daniel no la escuchara.
Día 28: Fueron a un lugar en autobús y como se estaba
moviendo bruscamente el autobús se dieron su primer beso
por accidente.
Día 29 11:37: Daniel y Jazmín se sentaron en el mismo
parque donde decidieron jugar siendo novios.
Daniel: Estoy cansado... ¿quieres algo de tomar?
Voy a ir a la tienda que esta aquí abajo.
Jazmin: Jugo de manzana, por favor..
20 min. después.. un desconocido se acerco
a Jazmin.
Desconocido: ¿Conoces a Daniel?
Jazmin: si... ¿por que?
Desconocido: Es que un conductor
emborrachado lo atropelló y esta en una
situación muy crítica en el hospital.
11:57 PM: El doctor sale del cuarto de emergencias y
le enseña a Jazmin un jugo de manzana y una carta.
Doctor: Lo encontramos en su bolsillo.
Jazmin lee la carta y dice: Estos últimos días me e
dado cuanta que eres una chica muy bonita y creo que me
estoy enamorando de ti y antes de que el juego termine te quiero pedir
que seas mi novia para siempre... Te amo Jazmin...
Jazmin desgarra el papel y grita: 'No te puedes
morir Daniel...yo te amo..recuerdas cuando
vimos la estrella fugas yo desee que este juego nunca acabara.
Por favor no me dejes... ¡¡yo te amo!! ...no me puedes hacer esto.
Y de repente el reloj da las 12 Y el cuerpo de Daniel deja
de funcionar.....
Y era el día 30...


Lo Que Puede Llegar A Hacer El Amor

avia una vez una niña ciega y su novio,
el la queria tanto pero tanto
un dia llegaron unos ojos sanos y de inmediato isieron la operacion
despues de aver terminado la operacion al ver ella que su novio era ciego lo dejo
y se alejo de el y el nunca la volvio a ver,
un dia ella recivio una carta de el que decia:

yo te regalo estos ojos para que conoscas el mundo,
lo que hacen las personas solo por armor no?

Si Esto no te llega, no tienes corazón



Historia 1:

Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de su esposa, cuando vio a un hombre chino, poniendo un plato
con arroz en la tumba vecina.
El hombre se dirigió al chino y le preguntó:
-Disculpe señor, ¿de verdad cree usted que el difunto viene a comer el arroz?.
-Sí, responde el chino, cuando el suyo venga a oler sus flores.

Moraleja:. respetar las opiniones de otros, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener.
Las personas son diferentes, por lo tanto las personas actúan diferente y piensan de distinta forma.
No juzgues… solamente comprende… y si no lo puedes comprender, olvidalo.



Historia 2:

Una tarde, un pequeño se acercó a su madre que preparaba la cena en la cocina, entregándole una hoja
 de papel en la que había escrito algo. Después de secarse las manos y quitarse el delantal, ella leyó
 lo que decía la nota:

- Cortar el césped del jardín… 15.00
- Limpiar mi cuarto esta semana… 5.00
- Cuidar de mi hermano… 5.00
- Ir a la panadería… 0.50
- Sacar la basura toda la semana… 2.50
- Libreta con buenas calificaciones… 50.00
- Limpiar el patio… 5.00
- TOTAL ADEUDADO… 83.00

La madre lo miró con fijeza mientras él aguardaba expectante. La madre tomó un lapicero y en el reverso de
 la misma hoja anotó:

- Por llevarte 9 meses en mi vientre
y darte la vida… NADA
- Por tantas noches de desvelos,
curarte y orar por tí… NADA
- Por la alegría y el amor de nuestra
familia… NADA
- Por temor y preocupaciones cuando
enfermabas … NADA
- Por comida, ropa y educación… NADA
- Por tomar tu mano y darte apoyo… NADA

Cuando el niño terminó de leer lo que había escrito su madre,
tenía los ojos llenos de lágrimas.
La miró a los ojos y le dijo:
“Te quiero mamá…”;
luego tomó el lapicero y escribió con letra muy grande: “TOTALMENTE PAGADO”.

Moraleja: Así somos las personas, como niños, queriendo recompensa por las buenas acciones que hacemos.
Es difícil entender que la mejor recompensa es el AMOR y, que para nuestra suerte, es totalmente GRATIS!!!



Historia 3:

Un hombre quiere colgar un cuadro. El clavo ya lo tiene, pero le falta un martillo. El vecino tiene uno. Así,
 pues, nuestro hombre decide pedir al vecino que le preste el martillo.
Pero le asalta una duda: ¿Qué? ¿Y si no quiere prestármelo? Ahora recuerdo que ayer me saludó algo distraído.
 Quizás tenía prisa. Pero quizás la prisa no era más que un pretexto, y el hombre abriga algo contra mí. ¿Qué
puede ser? Yo no le he hecho nada; algo se le habrá metido en la cabeza.
Si alguien me pidiese prestada alguna herramienta, yo se la dejaría enseguida. ¿Por qué no ha de hacerlo él
 también? ¿Cómo puede uno negarse a hacer un favor tan sencillo a otro? Tipos como éste le amargan a uno la
vida. Y luego todavía se imagina que dependo de él. Sólo porque tiene un martillo. Esto ya es el colmo.
Así nuestro hombre sale precipitado a casa del vecino, toca el timbre, se abre la puerta y, antes de que el
vecino tenga tiempo de decir «buenos días», nuestro hombre le grita furioso:
-¡Quédese usted con su martillo, estúpido!



Historia 4:

Un sultán decidió hacer un viaje en barco con algunos de sus mejores cortesanos. Se embarcaron en el puerto de Dubai
 y zarparon en dirección al mar abierto.
Entretanto, en cuanto el navío se alejó de tierra, uno de los súbditos, que jamás había visto el mar y había pasado
 la mayor parte de su vida en las montañas, comenzó a tener un ataque de pánico.
Sentado en la bodega de la nave, lloraba, gritaba y se negaba a comer o a dormir. Todos procuraban calmarlo, diciéndole
 que el viaje no era tan peligroso, pero aunque las palabras llegasen a sus oídos no llegaban a su corazón.
El sultán no sabía qué hacer, y el hermoso viaje por aguas tranquilas y cielo azul se transformó en un tormento para
los pasajeros y la tripulación.
Pasaron dos días sin que nadie pudiese dormir con los gritos del hombre. El sultán ya estaba a punto de mandar volver
al puerto cuando uno de sus ministros, conocido por su sabiduría, se le aproximó:
-Si su alteza me da permiso, yo conseguiré calmarlo.
Sin dudar un instante, el sultán le respondió que no sólo se lo permitía, sino que sería recompensado si conseguía
 solucionar el problema.
El sabio entonces pidió que tirasen al hombre al mar. En el momento, contentos de que esa pesadilla fuera a terminar,
un grupo de tripulantes agarró al hombre que se debatía en la bodega y lo tiraron al agua.
El cortesano comenzó a debatirse, se hundió, tragó agua salada, volvió a la superficie, gritó más fuerte aún, se volvió a
hundir y de nuevo consiguió reflotar. En ese momento, el ministro pidió que lo alzasen nuevamente hasta la cubierta del
barco.A partir de aquel episodio, nadie volvió a escuchar jamás cualquier queja del hombre, que pasó el resto del
viaje en silencio, llegando incluso a comentar con uno de los pasajeros que nunca había visto nada tan bello como
el cielo y el mar unidos en el horizonte.
El viaje, que antes era un tormento para todos los que se encontraban en el barco, se transformó en una experiencia
de armonía y tranquilidad.
Poco antes de regresar al puerto, el sultán fue a buscar al ministro:
-¿Cómo podías adivinar que arrojando a aquel pobre hombre al mar se calmaría?
-Por causa de mi matrimonio -respondió el ministro-. Yo vivía aterrorizado con la idea de perder a mi mujer, y mis
celos eran tan grandes que no paraba de llorar y gritar como este hombre.
Un día ella no aguantó más y me abandonó, y yo pude sentir lo terrible que sería la vida sin ella. Sólo regresó
después de prometerle que jamás volvería a atormentarla con mis miedos.
De la misma manera, este hombre jamás había probado el agua salada y jamás se había dado cuenta de la agonía de un
hombre a punto de ahogarse. Tras conocer eso, entendió perfectamente lo maravilloso que es sentir las tablas del barco
bajo sus pies.
-Sabia actitud– comentó el sultán.
-Está escrito en un libro sagrado de los cristianos, la Biblia: «Todo aquello que yo más temía, terminó sucediendo».

Mooraleja.: Ciertas personas sólo consiguen valorar lo que tienen cuando experimentan la sensación de su pérdida.



Historia 5:

Un hombre encontró un huevo muy grande. Nunca había visto nada igual y decidió llevarlo a su casa.
-¿Será de un avestruz? -preguntó a su mujer.
-No. Es demasiado abultado -dijo el abuelo.
-¿Y si lo rompemos? -propuso el hijo.
-Es una lástima. Perderíamos una hermosa curiosidad -respondió cuidadosa la abuela.
-Ante la duda, lo voy a colocar debajo de la pava que está empollando huevos. Tal vez con el tiempo nazca
algo- afirmó el hombre. Y así lo hizo.
Cuenta la historia que a los quince días nació un pavito oscuro, grande, nervioso, que con mucha avidez
comió todo el alimento que encontró a su alrededor. Luego miró a la madre con vivacidad y le dijo:
-Bueno, ahora vamos a volar.
La pava se sorprendió muchísimo de la proposición de su flamante cría y le explicó:
-Mira, los pavos no vuelan. Te sienta mal comer deprisa. Entonces trataron de que el pequeño comiera
más despacio, el mejor alimento y en la medida justa.
El pavito terminaba su almuerzo o cena, su desayuno o merienda y les decía a sus hermanos:
-Vamos, muchachos ¡a volar!
Todos los pavos le explicaban entonces otra vez:
-Los pavos no vuelan. A ti te sienta mal tanta comida.
El pavito empezó a hablar más de comer y menos de volar.
Así que creció y con el tiempo murió en el corral. Murió sin haber logrado volar jamás, ¡Él era un cóndor!
Había nacido para volar hasta los 7,000 metros.
¡Pero nadie volaba...!



Historia 6:

Un hombre susurró: Dios, habla conmigo.
Y un ruiseñor comenzó a cantar... Pero el hombre no oyó. ¡Entonces el hombre repitió: Dios, habla conmigo!
Y el eco de un trueno, se oyó...
Mas el hombre fue incapaz de oír. El hombre miró en derredor y dijo: ¡Dios, déjame verte!
Y una estrella brilló en el cielo... Pero el hombre no la vio.
El hombre comenzó a gritar: ¡Dios, muéstrame un milagro!
Y un niño nació... Mas el hombre no sintió el latir de la vida. Entonces el hombre comenzó a llorar y a
 desesperarse: ¡Dios, tócame y déjame saber que estás aquí conmigo...!
Y una mariposa se posó suavemente en su hombro... El hombre espantó la mariposa con la mano y, desilusionado,
 continuó su camino, triste, sólo y con miedo.

Moraleja.: Dios se muestra ante nosotros en cada obra de la vida solo hay que verlo, escucharlo, sentirlo, etc.



La carretera principal que va de Baltimore a Nueva York al llegar al kilómetro 12 se cruza con una importante autopista. Se trata de un cruce muy peligroso, y en muchas ocasiones se ha hablado de construir un paso subterráneo para evitar accidentes, aunque todavía no se ha hecho nada.

Un sábado por la noche, el doctor Eckersall regresaba a su casa después de asistir a una sala de fiestas country. Al llegar al cruce redujo la velocidad y se sorprendió al ver a una deliciosa jovencita, vestida con un traje largo, de fiesta, haciendo auto-stop.

Frenó de golpe y le hizo una señal para que subiera a la parte trasera de su descapotable. - El asiento de delante está lleno de palos de golf y de paquetes -se disculpó.
Y a continuación le preguntó:
- Pero, ¿qué está haciendo una chica tan joven como tú sola a estas horas de la noche?

- La historia es demasiado larga para contarla ahora -dijo la chica.
Su voz era dulce y a la vez aguda, como el tintinear de los cascabeles de un trineo.
- Por favor, lléveme a casa. Se lo explicaré todo allí. La dirección es North Charles Street, número XXXX. Espero que no esté muy lejos de su camino.

El doctor refunfuñó y puso el coche en marcha. Cuando se estaba acercando a la dirección que le indicó ella, una casa con las contraventanas cerradas, le dijo:
- Ya hemos llegado.
Entonces se giró y vio que el asiento de atrás estaba vacío.
- ¿¡Qué demonios...!? -murmuró para sí el doctor.
La chica no se podía haber caído del coche, ni mucho menos haberse desvanecido.

LLamó repetidas veces al timbre de la casa, confuso como no lo había estado en toda su vida. Después de un largo tiempo de espera, la puerta se abrió y apareció un hombre de pelo gris y aspecto cansado que lo miró fijamente.
- No sé como decirle qué cosa más sorprendente acaba de suceder -empezó a decir el doctor-, una chica joven me dió esta dirección hace un momento. La traje en coche hasta aqui y...

- Sí, sí, lo sé -dijo el hombre con aire de cansancio-, esto mismo ha pasado otras veces, todos los sábados por la noche de este mes. Esa chica, señor, era mi hija. Murió hace dos años en un accidente automovilístico en ese mismo cruce donde usted la encontró...


Despedida de Soltero

Hace cinco años se casaba Gastón, el mayor del grupo. Como de costumbre se organizó una despedida de solteros para desearle lo mejor. Felipe, el encargado de organizar la fiesta se había sentido mal ese día y no había podido venir.
Eramos ocho en total reunidos en el departamento de Santiago, otro miembro del grupo.
Todos estábamos ansiosos por la llegada de tres chicas que eran las encargadas de animar la noche. Felipe las había contratado por internet y prometían un completo espectáculo erótico!!!
Como a las 11 de la noche las chicas aun no habían llegado y preocupados comenzamos a llamar a Felipe para confirmar si les había dado bien la dirección. El nunca contestó porque dormía.
Cuando ya estaba decayendo nuestro ánimo sonó la campana y aparecieron tres chicas como no las habíamos visto antes. Eran simplemente espectaculares, sensuales, animadas y simpáticas.
Ya estabamos todos lo bastante ebrios cuando comenzó el show. Nunca había visto antes a tres mujeres moverse de esa manera. Contorsionismo erótico inimaginable, provocación y desenfreno sin límites. Estábamos todos sobre-exitados.
Hacia el final del Show las chicas tomaron a Gastón por el brazo. Acariciándolo se lo llevaron a la habitación y cerraron la puerta.

Seguimos bebiendo y conversando hasta tardas horas de la madrugada y nos despreocupamos completamente por lo que sucedía entre Gastón y las chicas.Después de todo era su turno y su futura mujer no parecía una bomba sexual.

Después de cuatro horas quedábamos sólo tres de los originales ocho amigos. Los demás habían dejado la fiesta haciá rato porque vivían en la otra parte de la ciudad.
Entre broma y broma comenzamos a preocuparnos por Gastón. Cómo habria podido durar tanto? Estaría dormido junto a las chicas?
Nos pareció extrano que esas profesionales dedicaran tanto tiempo a un sólo cliente cuando normalmente atienden al menos dos negocios por noche.

Llamamos a la puerta de la habitación a dónde habían entrado ya cuatro horas antes y nadie respondió.

Un poco alarmados tuvimos que forzar la puerta y grande fue nuestra sorpresa cuando encontramos a Gastón desnudo, profundamente dormido y sólo!!!

A dónde estaban las chicas? Pero sobre todo. Cómo se habían escabullido sin que las notaramos?
Habíamos estado siempre despiertos y nadie había salido de la habitación cuya puerta siempre estuvo delante de nosostros.

Peor aún... estábamos en el décimo piso de un edificio.

Confundidos abrimos las ventanas de la habitación sólo para constatar que por allí no habrían podido salir. No había ni balcones ni cornizas por las cuales transitar.

Cerramos las ventanas mientras Gastón se reincorporaba sin recordar mucho de lo sucedido allí dentro.

Como a las seis de la mañana recibimos una llamada de Felipe quién con voz alarmada nos dijo:

- Lo siento muchachos, lamento que Gastón no haya pasado una buena despedida pero pasó algo horrible -
-Qué?- dije yo.
- Las chicas que debían ir murieron anoche en un terrible accidente cuando se dirigían hacia allá. Acabo de verlo en las noticias de la mañana.-

ABRAHAM LINCOLN/JOHN F. KENNEDY
A veces parece que fuerzas desconocidas gobiernan nuestro mundo.

ABRAHAM LINCOLN: Elegido Presidente en 1860.
JOHN F. KENNEDY: Elegido Presidente en 1960.

ABRAHAM LINCOLN: Asesinado en Viernes.
JOHN F. KENNEDY: Asesinado en Viernes.

ABRAHAM LINCOLN: Asesinado de un disparo a la cabeza.
JOHN F. KENNEDY: Asesinado de un disparo a la cabeza.

ABRAHAM LINCOLN: Asesinado en presencia de su esposa.
JOHN F. KENNEDY: Asesinado en presencia de su esposa.

ABRAHAM LINCOLN: Asesinado en presencia de un matrimonio conocido.
JOHN F. KENNEDY: Asesinado en presencia de un matrimonio conocido.

ABRAHAM LINCOLN: De la pareja presente, el hombre fue herido.
JOHN F. KENNEDY: De la pareja presente, el hombre fue herido.

ABRAHAM LINCOLN: Le sucedió un hombre llamado Johnson.
JOHN F. KENNEDY: Le sucedió un hombre llamado Johnson.

ABRAHAM LINCOLN: Su sucesor era un demócrata sureño. Andrew Johnson - nacido en 1808.
JOHN F. KENNEDY: Su sucesor era un demócrata sureño. Lyndon Johnson - nacido en 1908.

ABRAHAM LINCOLN: El asesino, John Booth, nacido en 1839.
JOHN F. KENNEDY: El asesino, Lee Oswald, nacido en 1939.

Lincoln - 7 letras.
Kennedy - 7 letras.

Andrew Johnson - 13 letras.
Lyndon Johnson - 13 letras.

John Wilkes Booth - 15 letras.
Lee Harvey Oswald - 15 letras.

John Booth - 9 letras.
Lee Oswald - 9 letras.

John Wilkes Booth era Sureño.
Lee Harvey Oswald era Sureño.

ABRAHAM LINCOLN: Conocido por su defensa de los Derechos Civiles.
JOHN F. KENNEDY: Conocido por su defensa de los Derechos Civiles.

ABRAHAM LINCOLN: Su mujer perdió un hijo mientras estaba en la Casa Blanca.
JOHN F. KENNEDY: Su mujer perdió un hijo mientras estaba en la Casa Blanca.

El secretario de Lincoln se llamaba Kennedy.
La secretaria de Kennedy se llamaba Lincoln.

ABRAHAM LINCOLN: Su secretaria le advirtió que no fuese al teatro.
JOHN F. KENNEDY: Su secretaria le advirtió que no fuese a Dallas.

Lincoln fue disparado en un teatro por un hombre que fue a refugiarse a un almacén. Kennedy
 fue "aparentemente" disparado desde un almacén por un hombre que fue a refugiarse en un teatro.

Booth fue disparado con un revolver Colt.
Oswald fue disparado con un revolver Colt.

ABRAHAM LINCOLN: El asesino murió antes de ser llevado a juicio.
JOHN F. KENNEDY: El asesino murió antes de ser llevado a juicio.

ABRAHAM LINCOLN: Se efectuó una investigación que concluyó que Booth actuó en solitario.
JOHN F. KENNEDY: Se efectuó una investigación que concluyó que Oswald actuó en solitario.

El coche en el que viajaba Kennedy cuando fue asesinado era un Lincoln.

En 1861 el superintendente John Kennedy descubrió un complot en Nueva York para asesinar
 a Lincoln Toda la ceremonia del funeral de John Kennedy fue copiada de la de Abraham Lincoln.


La leyenda del Rey Arturo y la bruja
El joven rey Arturo fue sorprendido y apresado por el monarca del reino vecino mientras
 cazaba furtivamente en sus bosques.

El rey pudo haberlo matado en el acto, pues tal era el castigo para quienes violaban
las leyes de la propiedad, pero se conmovió ante la juventud y la simpatía de Arturo y le ofreció
 la libertad, siempre y cuando en el plazo de un año hallara la respuesta a una pregunta difícil.

La pregunta era:

'¿Qué quiere realmente la mujer?'

Semejante pregunta dejaría perplejo hasta al hombre más sabio y al joven Arturo le pareció imposible
contestarla. Con todo, aquello era mejor que morir ahorcado, de modo que regresó a su reino y empezó a
interrogar a la gente.

A la princesa, a la reina, a las prostitutas, a los monjes, a los sabios y al bufón de la corte...
En suma, a todos, pero nadie le pudo dar una respuesta convincente. Eso sí, todos le aconsejaron que
 consultara a la vieja bruja, pues sólo ella sabría la respuesta.

El precio sería alto, ya que la vieja bruja era famosa en todo el reino por el precio exorbitante que
cobraba por sus servicios.

Llegó el útimo día del año convenido y Arturo no tuvo más remedio que consultar a la hechicera. Ella
accedió a darle una respuesta satisfactoria, a condición de que primero aceptara el precio.

Ella quería casarse con Gawain, el caballero más noble de la Mesa Redonda, y el más íntimo amigo de Arturo.

El joven Arturo la miró horrorizado: era jorobada y feísima; tenía un solo diente, despedía un hedor
 que daba náuseas, y hacía ruidos obscenos.

Nunca se había topado con una criatura tan repugnante.

Se acobardó ante la perspectiva de pedirle a su amigo de toda la vida que asumiera por él esa carga terrible.
No obstante, al enterarse del pacto propuesto, Gawain afirmó que no era un sacrificio excesivo a cambio de la
 vida de su compañero y la preservación de la Mesa Redonda.

Se anunció la boda y la vieja bruja, con su sabiduría infernal, dijo:

- 'Lo que realmente quiere la mujer es ser soberana de su propia Vida'.

Todos supieron al instante que la hechicera había dicho una gran verdad, y que el joven rey Arturo estaría a salvo.

Y así fue, al oír la respuesta, el monarca vecino le devolvió la libertad.

Pero menuda boda fue aquella... Asistió la corte en pleno, y nadie se sintió más desgarrado entre el
alivio y la angustia, que el propio Arturo.

Gawain se mostró cortés, gentil y respetuoso mientras que la vieja bruja hizo gala de sus peores modales:
engulló la comida directamente del plato sin usar los cubiertos, emitió ruidos y olores espantosos, etcétera,
etc étera. (¡Qué asco!)

Llegó la noche de bodas y cuando Gawain, ya preparado para ir al lecho nupcial, aguardaba a que su esposa se
reuniera con él, apareció ella con el aspecto de la doncella más hermosa que un hombre desearía ver.

Gawain quedó estupefacto y le preguntó qué había sucedido.

La joven respondió que como había sido cortés con ella, la mitad del tiempo se presentaría con su aspecto
 horrible, y la otra mitad con su aspecto atractivo.

- ¿Cuál preferirías para el día, y cuál para la noche?

- ¡Qué pregunta cruel!.

Gawain se apresuró a hacer cálculos... ¿Querría tener durante el día a una joven adorable para exhibirla
ante sus amigos y por las noches en la privacidad de su alcoba, a una bruja espantosa?

¿O prefería tener de día a una bruja, y a una joven hermosa en los momentos íntimos de su vida conyugal?

¿Usted qué hubiera preferido...?. ¿Qué hubiera elegido?

La elección que hizo Gawain está más adelante, pero antes de leerla tome su propia decisión... y prosiga...

El noble Gawain replicó que LA DEJARÍA ELEGIR POR SÍ MISMA.

Al oír esto, ella le anunció que sería una hermosa dama, de día y de noche, porque él la había respetado y
 le había permitido ser dueña de su vida.

¿Cuál es la Moraleja?

La moraleja está más abajo, pero antes de leerla piensa en ella...



LA MORALEJA ES QUE NO IMPORTA SI LA MUJER ES BONITA O FEA,
¡EN EL FONDO SIEMPRE ES UNA BRUJA INTELIGENTE!


Las mamás lo saben todo!!!

Federico vivía, en un departamento con su amiga Karla. Ante los ojos de la familia de Federico, Karla y él
solo compartían el departamento... nadie podía comprobar otra cosa.

Un día, Federico invita a su madre a cenar una noche a su departamento de soltero.
Durante la cena la madre no pudo quitar su atención en lo hermosa que era Karla, la compañera de apartamento de su hijo.
Durante mucho tiempo ella había tenido sospechas de que su hijo tenia relación con Karla y al verla, la sospecha no pudo
sino acrecentarse.
En el transcurso de la velada, mientras veía el modo en que los dos se comportaban, se pregunto si estarían acostándose.
Leyendo a su madre el pensamiento Federico le dijo:
— Mamá, se lo que estas pensando, pero te aseguro que Karla y yo solo somos compañeros de apartamento.

Aproximadamente una semana después, Karla le comento a Federico que desde el día en que su madre vino a cenar,
no encontraba el cucharón grande de plata para servir las salsas.

Federico contesto que, conociendo a su madre, dudaba que ella se lo hubiese llevado pero que le escribiría una
nota y que la dejaria en un lugar visible en la casa de su madre...
En la puerta del refrigerador. Así que se sentó y escribió:
Querida Mamá, no estoy diciendo que tu tomaste el cucharón de plata de servir salsas pero tampoco estoy diciendo
 que no lo hicieras, pero el hecho es que este ha desaparecido desde que tu viniste a cenar a mi departamento.
Con todo cariño Federico.

Unos días mas tarde, sobre su escritorio Federico encontró
una nota de su madre que decía:

Querido hijo, no estoy diciendo que te acuestes con Karla o que no te acuestes con ella, pero el hecho es que si
Karla se acostara en su propia cama, ya habría encontrado el cucharón de plata para servir salsas, que yo puse bajo
sus sabanas.
Con todo cariño, Tu Mamá.

MORALEJA:
A TU MAMÁ NO SE LE PUEDE MENTIR


La vieja de los 165.000.000 US$

Una viejita fue un día al Banco del Comercio Bancomer" llevando un bolso lleno hasta el tope de dinero en efectivo.

Insistía ante la ventanilla, solicitando que quería hablar única y exclusivamente con el Presidente del Banco para
 abrir una cuenta de ahorros, para lo cual decía comprenda Ud., es mucho dinero".

Después de mucho discutir, la llevaron ante el Presidente del Banco, respetando el concepto de que el cliente tiene siempre la razón

El Presidente del Banco inquirió, cual es la cantidad que Ud. desea ingresar.

Ella dijo que 165.000.000y automáticamente vació su bolso encima de la mesa.

El Presidente, naturalmente, sintió una gran curiosidad por saber de donde habría sacado la viejita tanto dinero y
le pregunto:
Señora, me sorprende que lleve tanto dinero encima, por ser mucha cantidad y acto seguido le pregunto: como lo ha
 conseguido?

La viejecita contesto: " es simple, hago apuestas"

Apuestas? pregunto el Presidente, que tipo de apuestas?

La viejecita contesto: "Bueno, todo tipo de apuestas; por ejemplo le apuesto a Ud., $25,000.00 US a que sus pelotas
son cuadradas!"

El Presidente soltó una carcajada y dijo: "Esa es una apuesta entupida.... Ud., nunca podrá ganar una apuesta de ese tipo".

La viejecita lo desafió. Bueno ya le dije que hago apuestas; esta Ud., dispuesto a aceptar mi apuesta?

Por supuesto, respondió el Presidente. Apuesto 25,000.00 US$ a que mis pelotas no son cuadradas.

La viejecita dijo: "De acuerdo, pero como hay mucho dinero en juego, puedo venir mañana a las 10.00 AM con
 mi abogado para que nos sirva de testigo?

Por supuesto, respondió el Presidente, teniendo en cuenta que se apostaba dinero. Aquella noche el Presidente
estaba muy nervioso por la apuesta, paso largo tiempo mirándose sus pelotas en el espejo; volviéndose de un lado
para otro, una y otra vez. Se hizo un riguroso examen y quedo absolutamente convencido de que sus pelotas no eran
cuadradas y que ganaría la apuesta. A la mañana siguiente a las 10:00 en punto, la viejecita apareció con su Abogado
en la Oficina del Presidente. Hizo las pertinentes presentaciones y repitió la apuesta de 25,000.00 US$ a que las
 pelotas del Presidente son cuadradas.
El Presidente acepto nuevamente la apuesta y la viejecita le pidió que se bajara los pantalones para mostrar sus pelotas.
ElPresidente se bajo sus pantalones y la viejita se acerco y miro sus pelotas detenidamente y le pregunto tímidamente si
las podía tocar; expresando: tenga Ud., en cuenta que es mucho dinero y debo cerciorarme.
Bien de acuerdo, dijo el Presidente convencido, 25,000.00 US$ es mucho dinero y comprendo que quiera estar absolutamente
 segura".

La viejita se acerco al Presidente y agarrándole empezó a palpar sus bolas; paralelo a lo cual el Presidente se dio
cuenta de que el Abogado estaba golpeándose la cabeza contra la pared.
El Presidente pregunto a la viejita: y ahora que le pasa a su Abogado?

Ella contesto "Nada, solo que he apostado con el 100,000.00 US$ a que hoy a las 10:00 de la mañana tendría las pelotas d
el Presidente de Bancomer en mis manos".
1er relato: Mamá

Dos amigas se encontraban tomando un café y una le comenta en tono de queja a la otra:
-"Mi mamá me llama mucho por teléfono para pedirme que vaya a platicar con ella.
Yo voy poco y en ocasiones siento que me molesta su forma de ser.
Ya sabes como son los viejos: cuentan las mismas cosas una y otra vez.
Además, nunca me faltan compromisos: que el trabajo, que los niños, que los amigos...

-"Yo en cambio..." - le dijo su compañera - "...platico mucho con mi mamá.
Cada vez que estoy triste, voy con ella; Cuando me siento sola, cuando tengo un
problema y necesito fortaleza, acudo a ella y me siento mejor.

-"Caramba..." se apenó la otra ... Eres mejor que yo.
-"No lo creas, soy igual que tú" respondió la amiga con tristeza,...

Visito a mi mamá en el cementerio. Murió hace tiempo, pero mientras estuvo
conmigo, tampoco yo iba a platicar con ella y pensaba lo mismo que tú.
No sabes cuanta falta me hace su presencia, cuanto la echo de menos y cuanto la
busco ahora que ha partido. Si de algo te sirve mi experiencia, platica con tu
mamá hoy que todavía la tienes, valora su presencia resaltando sus virtudes
que seguro las tiene y trata de hacer a un lado sus errores que de una forma
u otra ya forman parte de su ser.

No esperes a que este en un panteón, porque ahí la reflexión duele hasta el
fondo del alma, porque entiendes que ya nunca podrás hacer lo que dejaste
pendiente, será un hueco que nunca podrás llenar.
"No permitas que te pase lo que me pasó a mi".

En el automóvil, iba pensando la muchacha en las palabras de su amiga.
Cuando llegó a la oficina, dijo a su secretaria:
-"Comuníqueme por favor con mi mamá, no me pase mas llamadas y tambien
modifique mi agenda porque es muy probable que este día, se lo dedique a ella!!!"

Desafortunadamente no siempre estamos devaluando el cariño o la amistad
que otras personas nos ofrecen y en ocasiones lo perdemos miserablemente
porque no sabíamos que tan importante era hasta que ya no nos pertenece.
Haz una retrospectiva de tu vida y dale la dimensión correcta a las personas
que ahora te rodean, probablemente sea tu última oportunidad.


2do relato: Verdades

VER PARA CREER

Estaban un astronauta y un neurocirujano muy reconocido, discutiendo sobre
la existencia de Dios.
El Astronauta dijo: Tengo una convicción, No creo en Dios. He ido al espacio varias
veces y nunca he visto ni siquiera un ángel.

El Neurocirujano se sorprendió, pero disimuló. Luego de pensar unos instantes,
comentó: Bueno, he operado muchos cerebros y nunca he visto un pensamiento.


3er relato: A veces no es tanto

CADA UNO ELIGE



Un joven ya no daba más con sus problemas. Cayó de rodillas y rezando, dijo:
“Señor, no puedo seguir. Mi cruz es demasiado pesada”.
Dios, como siempre, acudió y le contestó: “Hijo mío, si no puedes llevar el
peso de tu cruz, guárdala dentro de esa habitación, después abre esa puerta
y escoge la cruz que tu quieres”.
El joven suspiró aliviado. “Gracias señor”, dijo, e hizo lo que le había dicho.
Al entrar, vió muchas cruces, algunas tan grandes que no podía ver la parte
de arriba. Al fondo, vió una pequeña apoyada en un extremo de la pared.
“Señor”, susurró, “Quisiera esa que está allá”, dijo señalando.
Y Dios le contestó: “Hijo mío, esa es la cruz que acabas de dejar”.


4to relato: Ser humilde

Caminaba con mi padre cuando él se detuvo en una curva y después de un pequeño
silencio me preguntó: -Además del cantar de los pájaros, ¿Escuchas alguna
cosa más?... – Agudicé mi oído y algunos segundos después le respondí:
Estoy escuchando el ruido de una carreta.
Eso es- dijo mi padre-. Es una carreta vacía.
Pregunté a mi padre: ¿Cómo sabes que es una carreta vacía, si aún no la vemos?

Entonces mi padre respondió: Es muy fácil saber cuando una carreta está vacía,
por causa del ruido. Cuanto más vacía la carreta mayor es el ruido que hace.

Me convertí en adulto y hasta hoy cuando veo una persona hablando demasiado,
interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuno/a o violento/a,
presumido/a de lo que siente y sintiéndose prepotente, tengo la impresión de
oír la voz de mi padre diciendo:
“Cuando más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace.”


5to relato: Enfrentar la verdad

El hombre estaba sorprendido. Pensó que era un nombre de fantasía, pero no pudo
imaginar qué vendían. Entró, se acercó a la señorita que estaba en el primer
mostrador y preguntó:... -Perdón, ¿ésta es la tienda de la verdad?

-Sí señor, ¿Qué tipo de verdad anda buscando: Verdad parcial, verdad relativa,
verdad estadística, verdad completa?

Mmmmmm.... Así que aquí vendían verdad.
Nunca se había imaginado que eso era posible, llegar a un lugar y llevarse
la verdad, era maravilloso.

Verdad completa, contestó el hombre sin dudarlo. “Estoy tan cansado de mentiras
y de falsificaciones” pensó, “No quiero más generalizaciones, No justificaciones,
engaños ni defraudaciones. -Verdad plena – ratificó –
Bien, señor, sígame. La señorita acompañó al cliente a otro sector y señalando
un vendedor de rostro adusto, le dijo: -El señor lo va a atender.

El vendedor se acercó y espero que el hombre hablara. -Vengo a comprar la
Verdad Completa. -Ah, perdón, ¿el señor sabe el precio? -No, cuál es?
– contestó rutinariamente. En realidad, él sabía que estaba dispuesto a pagar
lo que fuera por toda la verdad.

Si usted se la lleva - dijo el vendedor- el precio es que nunca más podrá estar en paz.
Un frío corrió por la espalda del hombre, nunca había imaginado que el precio fuera
tan grande. -Gra… gracias, disculpe… - balbuceó.

Se dió vuelta y salió del negocio mirando el piso. Se sintió un poco triste al darse
cuenta de que todavía no estaba preparado para la verdad absoluta, de que
todavía necesitaba algunas mentiras donde encontrar descanso, algunos mitos
e idealizaciones en los cuales refugiarse, algunas justificaciones para no tener
que enfrentarse consigo mismo. “ Quizás más adelante ”, pensó.


6to relato: Volar solo

Un rey recibió 2 pequeños halcones y los entregó al maestro de cerrería como
obsequio para que los entrenara. Pasado unos meses, el maestro le informó al
rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía lo
que le sucedía, no había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.
El rey mandó a llamar curanderos y sanadores para que vieran al halcón,
pero nadie pudo hacerlo volar.
Al día siguiente el monarca decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una
recompensa a la persona que hiciera volar al halcón.

A la mañana siguiente, vió al halcón volando ágilmente por los jardines.
El rey le dijo a su corte: “Traedme al autor de este milagro”.
Su corte le llevó a un humilde campesino.
El rey le preguntó: ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste?
¿Eres acaso un mago?...Intimidado el campesino le dijo al rey:

“Fue fácil mi Señor, sólo corté la rama y el halcón voló, se dió cuenta
de que tenía alas y se largó a volar.”


7mo relato: La chica


Dos monjes estaban peregrinando de un monasterio a otro y durante el camino debían atravesar
una vasta región formada por colinas y bosques.

Un día, tras un fuerte aguacero, llegaron a un punto de su camino donde el sendero estaba cortado
 por un riachuelo convertido en un torrente a causa de la lluvia. Los dos monjes se estaban preparando
para vadear, cuando se oyeron unos sollozos que procedían de detrás de un arbusto. Al indagar comprobaron
que se trataba de una chica que lloraba desesperadamente. Uno de los monjes le preguntó cuál era el motivo
de su dolor y ella respondió que, a causa de la riada, no podía vadear el torrente sin estropear su vestido
de boda y al día siguiente tenía que estar en el pueblo para los preparativos. Si no llegaba a tiempo, las
familias, incluso su prometido, se enfadarían mucho con ella.

El monje no titubeó en ofrecerle su ayuda y, bajo la mirada atónita del otro religioso, la cogió en brazos
y la llevó al otro lado de la orilla. La dejó ahí, la saludó deseándole suerte y cada uno siguió su camino.


Al cabo de un rato el otro monje comenzó a criticar a su compañero por esa actitud, especialmente por el
 hecho de haber tocado a una mujer, infringiendo así uno de sus votos. Pese a que el monje acusado no se
 enredaba en discusiones y ni siquiera intentaba defenderse de las críticas, éstas prosiguieron hasta que
los dos llegaron al monasterio. Nada más ser llevados ante el Abad, el segundo monje se apresuró a relatar
 al superior lo que había pasado en el río y así acusar vehementemente a su compañero de viaje.

Tras haber escuchado los hechos, el Abad sentenció: "Él ha dejado a la chica en la otra orilla, ¿tú, aún

la llevas contigo?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada