lunes, 28 de enero de 2013

Submarino C-3 (1929)

C3y canguro.jpg
Submarino C3 junto al Buque de rescate de submarinos Kanguro
Banderas
España de la Restauración Segunda República Española
Historial
Astillero S.E.C.N. en Cartagena
Clase Clase C
Tipo submarino
Iniciado 5 de mayo de 1924
Botado 20 de febrero de 1929
Asignado 4 de mayo de 1929
Baja 31 de julio de 1941
Destino Hundido el 12 de diciembre de 1936 por el U-34.
Características generales
Desplazamiento 925 t
Desplazamiento en inmersión 1144 t
Eslora 73,3 m
Manga 6,3 m
Calado 5,7 m
Armamento • 4 tubos lanzatorpedos de 533 mm a proa
• 2 tubos lanzatorpedos de 533 mm a proa
• 4 torpedos de reserva
• 1 cañón Bonifaz de 75 mm
Propulsión • 2 motores diésel Vickers
• 2 motores eléctricos
• 2 hélices
Potencia 1000 CV
Potencia en inmersión 375 CV
Velocidad 16,5 nudos
Velocidad en inmersión 8,5 nudos
Profundidad 80 m
Autonomía • 6.800 nmi a 10 nudos en superficie
• 320 nmi a 16 nudos en superficie
• 150 nmi a 4,5 nudos en inmersión
Tripulación 40
El Submarino C-3 fue un submarino de la Clase C de la Armada Española construido en los astilleros de la SECN de Cartagena. Participó en la Guerra civil en el bando republicano y fue hundido por el submarino alemán U-34 comandado por Harald Grosse.

Índice

Historial

El 14 de septiembre de 1931 se realizaron con éxito a bordo del C-3 las pruebas del ascensor submarino Génova, en la ensenada de Escombreras, por su inventor, el capitán de Corbeta Arturo Génova Torruella, que posteriormente se instalaría en el resto de los submarinos de la clase C (con carácter portátil) y de la más tardía Clase D desde su fabricación.1
El 30 de julio de 1935 y en compañía de las otras cinco unidades de su clase zarpó de Cartagena visitando los puertos de Melilla, Cádiz, Plymouth, Brest, Tenerife, Dakar, Villa Cisneros, Las Palmas y Larache, regresando a su base el 23 de septiembre.

Guerra Civil

Al comienzo de la Guerra Civil se encontraba en el puerto de Cartagena, División a la que pertenecía. Su comandante era el capitán de corbeta Salas Pinto, el segundo comandante el Teniente de Navío Viniegra González y como oficiales estaban embarcados los alféreces de navío Jáudenes Junco y Arbona Pastor.
El 18 de julio de 1936, en cumplimiento a la orden recibida del Ministro de Marina, salió de Cartagena junto con los submarinos B-6, Isaac Peral, C-4 y C-6 rumbo al Estrecho, al mando del jefe de Flotilla, capitán de fragata Francisco Guimerá Bosch, con la misión de interceptar el paso de las tropas sublevadas desde el norte de África hacia la Península, situándose escalonadamente frente a las costas andaluzas. El día 20 entró en el puerto de Málaga junto con el resto de la flotilla, donde el capitán de fragata Guimerá, el comandante y segundo comandante del C-3, al igual que el resto de los mandos de la flotilla, a excepción del comandante del C-1, capitán de corbeta Lara, fueron relevados del mando y trasladados al buque prisión Monte Toro por considerarles simpatizantes con los sublevados. En la mañana del día 21 salió a la mar con la orden de localizar y proteger al petrolero Ophir hasta su llegada a Tánger, comisión que efectúa en compañía del submarino B-6.
El día 27 todos los destructores y submarinos son destacados a las proximidades de Cádiz para interceptar a un supuesto convoy, hasta que se comprueba que todo se debe a una falsa noticia. Poco después el C-2, el C-3 y el C-6 reciben la orden de situarse en línea circular frente al puerto de Ceuta para evitar la entrada del Crucero Almirante Cervera, que había zarpado de Ferrol rumbo al Estrecho.
El 1 de agosto, en el puerto de Málaga recibió del C-4 toda la munición antiaérea y torpedos, así como distintos repuestos de giroscópica, antes de que éste saliera rumbo a Cartagena al objeto de realizar pequeñas reparaciones. El día 15 partió hacia el Cantábrico al mando del alférez de navío Arbona, junto con el C-6, regresando a Cartagena por averías. Zarpó de nuevo hacia el Cantábrico el 25 de agosto, después de reparar, junto con el C-4 y el C-5, donde el gobierno de la República había creído que la presencia de la escuadra sería más decisiva. Más tarde se le uniría el C-6. Su misión era intentar localizar y hundir al Acorazado España y al Crucero Almirante Cervera, que operaban por aquellas aguas. Asimismo y para aprovechar el viaje, se les embarcó abundante armamento portátil y munición con destino a las tropas que operaban en Bilbao.
El 2 de octubre de 1936 regresó el C-3 a la zona del Mediterráneo, entrando en Málaga el día 8.

Hundimiento

El 12 de diciembre navegaba a las 14:00 en superficie a 4 millas al sudeste de la farola de Málaga. En la torreta se encontraba el comandante Arbona y el capitán de la Marina Mercante Agustín García Viñas, adscrito a la Armada como oficial de derrota del submarino. En la cubierta hacia popa se hallaban los marineros Isidoro de la Orden Ibáñez y Asensio Lidón Jiménez, que vaciaban los restos de la comida diaria.2 A unas dos millas del C-3, más próximo a la costa, se encontraba el guardacostas Xauen relevando a la lancha I-4 en sus labores de vigilancia. Aproximadamente a igual distancia, estaban faenando los pesqueros Joven Antonio y Joven Amalia.3
A las 14:19 el C-3 se inclinó de proa y ligeramente caído a estribor. Una llamarada y una nube de humo blanco habían precedido al hecho. De forma casi instantánea, el submarino se hundió dejando a flote tan sólo al capitán García Viñas y a los marineros De la Orden y Lidón. Tan rápido fue el suceso que ningún otro hombre pudo salir y 37 tripulantes murieron a pocas millas del puerto de Málaga, donde sus restos reposan hoy a 70 m de profundidad.
Todo indica que el C-3 fue hundido por el submarino alemán U 34 mandado por el Kapitänleutnant Harald Grosse dentro de la Operación Úrsula,4 acción por la que Grosse fue condecorado con la "Goldenes Spanienkreuz" (Cruz Española de Oro).
Una sección de unos 8 m desde la proa se separó del resto del casco. Ambos fragmentos del submarino llegaron al fondo, una planicie de arena, quedando separados entre sí unos pocos metros. El fragmento mayor reposa conservando su posición normal, mientras que el fragmento menor se halla en posición invertida. En la superficie, una mancha de fuel marcó el lugar donde se produjo la tragedia, y los tres hombres que se debatían en el agua fueron rescatados por uno de los pesqueros que faenaban en la zona y trasladados al buque hospital Artabro, fondeado en el puerto de Málaga.5
En los días siguientes a su hundimiento, las autoridades de la República enviaron buques a la zona para descubrir la posición en la que se había hundido el C-3, localizándola por las abundantes manchas de aceite que flotaban en la superficie. La posición se balizó, aunque ningún intento de rescate se llevó a cabo ante la evidencia de que no podía haber habido supervivientes. Posteriormente, con la toma de Málaga por parte de las fuerzas franquistas, el interés por la situación del C-3 se perdió y nunca más se volvió a investigar. Tan sólo una maniobra de los sublevados, que intentó ocultar la adquisición de dos submarinos italianos, el Archimede y el Torricelli, a la opinión internacional diciendo que se trataba del C-3 y el C-5, desaparecido unos pocos días después que el C-3, que habían sido recuperados y puesto de nuevo en activo. Esta maniobra no tuvo éxito, debido a las grandes diferencias estructurales entre ambos tipos de submarinos. Fue dado de baja oficial en la Marina por Orden ministerial de 31 de julio de 1941.

Localización de los restos del C-3

En 1997, el abogado malagueño Antonio Checa descubrió los restos de un naufragio, del que intuyó pudiera tratarse del C-3. Después de varias inmersiones con un ROV (Remote Operated Vehicles) dotado con una cámara de video, se obtuvieron las primeras imágenes. La mala visibilidad de la zona y el estado en que se encontraban los restos impidieron la identificación del buque.2
En octubre de 1998, la Armada Española destacó al buque de salvamento Mar Rojo con un equipo de buceadores de la Armada que, por fin, consiguieron identificar los restos como pertenecientes al "C-3", con coordenadas 36°40′N 4°21′O.

Mandos del buque

Empleo
Nombre
Desde
hasta
Capitán de Corbeta Felipe J. Abárzuza Oliva 4 de mayo de 1929 27 de abril de 1931
Capitán de Corbeta Rafael Fernández de Bobadilla 27 de abril de 1931 3 de junio de 1933
Capitán de Corbeta Claudio Alvar González Sánchez 3 de junio de 1933 15 de julio de 1935
Capitán de Corbeta Javier de Salas Pinto 15 de julio de 1935 18 de julio de 1936
Teniente de Navío Rafael Viniegra González 18 de julio de 1936 20 de julio de 1936
Alférez de Navío Antonio Arbona Pastor 20 de julio de 1936 12 de diciembre de 1936

Referencias

  1. [url=http://www.vidamaritima.com/2008/07/el-ascensor-submarino-genova-y-el-c-3.html Vida marítima]}
  2. a b ABC: (hemeroteca) 37 familias luchan por recuperar su memoria hundida a 67 metros de profundidad
  3. ABC (hemeroteca) El único superviviente vivo del submarino republicano dice que reflotarlo es "justicia"
  4. «'Operación Úrsula' reflota la historia real del submarino C3». Málaga, España: Sur digital (12 de diciembre de 2006). Consultado el 12 de diciembre de 2006.
  5. ABC: (hemeroteca) Un submarino republicano torpedeado por otro extranjero

Bibliografía

Referencias externas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada