lunes, 24 de junio de 2013

tuico con el teatro

Título: De campamento 
Autor: Alan Rejón

Personajes
Narrador 
Diego 
Hector 
Víctor

Narrador: Diego, Héctor y Víctor son tres niños que en sus vacaciones decidieron irse de campamento con los scouts a un rancho cerca de su ciudad, durante el día se divirtieron y bañaron en la playa pero en la noche el miedo los inundo cuando oyeron que algo rondaba su casa de campaña. 

(Los niños duermen, de repente se escucha que algo pasa corriendo, Héctor se levanta de golpe) 

Héctor: ¡Víctor! ¡Víctor! 
Víctor (Despertándose): ¿Qué quieres? No grites o vas a levantar a Diego y ya sabes cómo se enoja cuando lo despiertan. 
Héctor: ¿Escuchaste eso? Creo que hay algo afuera. 
Víctor: No es nada, seguramente sólo es el viento. 

(Víctor comienza a acomodarse de nuevo para dormir cuando se escucha de nuevo el mismo ruido, al escucharlo el niño se sienta de golpe) 

Héctor: ¿Lo escuchaste? ¿Lo escuchaste? 
Víctor: ¡Sí! ¿Qué fue eso? 
Héctor: ¡No lo sé, por eso te desperté! 

(El ruido se repite ambos gritan y despiertan a Diego) 

Diego (Molesto): ¡Aaah! ¿Por qué gritan? 
Víctor: Es que escuchamos algo afuera. 
Héctor: ¿Y si es un oso? 
Diego: ¡Estamos en un rancho! No hay osos, en los ranchos. 
Víctor: ¿Y si es un monstruo que ya se comió a los otros niños y ahora viene por nosotros? 
Diego: ¡Los monstruos sólo viven debajo de las camas! 
Héctor: ¿Y si es un tipo de monstruo diferente? 

(El ruido se escucha de nuevo y más cerca, los niños gritan) 

Víctor: ¡Te lo dije! Hay algo ahí afuera. 
Diego: Sí, pero no creo que sea un monstruo. 

(Diego se acerca hacia la puerta de la casa de campaña) 

Víctor y Héctor: ¡No! ¡No hablas! 
Diego: No es nada, estoy seguro. 

(El ruido se escucha de nuevo, Diego abre la puerta y sale de escena) 

Diego: ¡Aaaah! 
Víctor: ¿Qué paso? ¿Qué paso? 
Héctor: ¿Estás bien? 

(Diego grita de nuevo y enseguida se escucha como el niño ríe, entonces regresa a escena con un perro entre los brazos) 

Diego: Esto es lo que los estaba asustando, estaba buscando comida entre las mochilas. 
Narrador: Y así los niños pudieron dormir esa noche sabiendo que se encontraban a salvo de los monstruos, los osos y otras criaturas de la noche que sólo habitan en su imaginación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada